martes, 13 de agosto de 2013

Extraños en un tren - Patricia Highsmith

LA AUTORA
Fort Worth, (1921-1995). Patricia Highsmith fue en vida una trabajadora infatigable y minuciosa, no en vano no publicó obra alguna sin que hubiera sido revisada en múltiples ocasiones. Jamás se plegó a las normas del mercado y las modas. Sus libros narran las historias de hombres y mujeres en situaciones comunes que se tornan peligrosas y los obligan a defenderse con una moral egoísta y tramposa. Highsmith fue una exploradora del sentimiento de culpabilidad y de los efectos psicológicos del crimen sobre los personajes asesinos de sus creaciones (casadellibro.com). 

Está considerada como una de las escritoras más originales y perturbadoras de la narrativa contemporánea, más allá de cualquier etiqueta de género (anagrama-ed.es).

EL LIBRO
La intriga de esta novela está basada en la idea de un crimen sin móviles, un crimen perfecto: dos desconocidos acuerdan asesinar cada uno al enemigo del otro, proporcionándose así una coartada indestructible. Bruno: alcohólico con problemas edípicos, homosexual latente viaja en el mismo tren que Guy :ambicioso, trabajador, adaptado. Empieza a conversar y Bruno, demoníacamente, fuerza al otro a hablar, a descubrir su punto débil, la única grieta en su ordenada existencia: Guy quisiera verse libre de su mujer, que le traicionó y que puede ahora obstaculizar su prometedor futuro. Bruno le propone un pacto: él matará a la mujer y Guy, a su vez, al padre de Bruno, a quien éste odia. Guy rechaza tan absurdo plan y lo olvida, pero no así Bruno, quien, una vez cumplida su parte, reclama al horrorizado Guy que cumpla con la suya... 

ISBN 978-84-339-3027-9
PVP SIN IVA 18.75 €
PVP CON IVA 19.50 €
Nº DE PÁGINAS 282
COLECCIÓN Panorama de narrativas
TRADUCCIÓN  Jordi Beltrán

********************
“Etraños en un tren” es la primera novela de Patricia Highsmith. Ya en ella es posible ver la característica de sus novelas y el que dará fama a sus obras  a ella como escritora; el cuidado y marcado perfil psicológico de los personajes, que la autora construye brillante y extraordinariamente.

En este libro podemos vislumbrar lo que será parte del futuro perfil del más conocido y famoso de sus personajes: Tom Ripley; y es que, a  lo largo de la novela es posible ver cierto paralelismo entre la figura de Ripley y Bruno, y la de Guy y Dickie. Paralelismo especialmente fuerte en el primer caso; en el que se nos presenta a una persona que actúa por impulso y movida por envidia y una admiración enfermiza. Envidia y admiración dirigida hacia el triunfante Guy o Dickie, según el caso, y llevada hasta la última consecuencia en “El talento de Mr. Ripley” (A pleno sol), en la que Ripley asesina y suplanta a Dickie.

Regresando a la novela que nos ocupa, es de destacar el suspense que emana la mayor parte del libro y que acompaña al lector/a hasta el último momento. También es visible en esta primera novela cierta misoginia de la que se acusa a la autora; las protagonistas femeninas son presentadas carentes de personalidad, sin un papel relevante, siempre en un plano secundario y dependiente de los personajes masculinos.

La novela se presenta desde el punto de vista de los asesinos, a los cuáles la culpa consume de diferente manera.

Esta novela fue llevada al cine en 1951por Alfred Hitchcock, cuyo guion fue adaptadado por Raymond Chandler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario