viernes, 10 de febrero de 2017

La vida de Calabacín - Gilles Paris

EL AUTOR: GILLES PARIS

Gilles Paris (Suresnes, Francia, 1959) empezó a escribir a los catorce años, pero no se decidió a publicar hasta bien entrada la edad adulta.
La vida de Calabacín es su segunda novela, tras el éxito cosechado en Francia con Papa et Maman sont morts (Papá y mamá han muerto), que pronto será adaptada a la gran pantalla.
También ha publicado dos novelas para adultos. Actualmente trabaja en el mundo editorial.



EL LIBRO: LA VIDA DE CALABACÍN



Aunque Calabacín es un nombre extraño para un niño, su historia es universal. Tras la repentina muerte de su madre, Raymond, un simpático policía, lleva al niño a un orfanato donde inicia una nueva vida. En el que a partir de ahora será su hogar, conoce a una serie de niños peculiares que responden a su trágico destino con una férrea voluntad de encontrar la felicidad, traba nuevas amistades y conoce a una niña muy especial. Aunque al principio a Calabacín le costará adaptarse a este singular ambiente, con la ayuda de Raymond y de sus nuevos amigos, aprenderá a amar y a con fiar en los demás.

Cuando me encontré con este libro, había entrado en una librería para hacer tiempo. Me puse a mirar las estanterías y cuando vi este no sé que me pasó. Hacía un tiempo que no me compraba libros físicos pero creedme cuando os digo que cuando leí "La vida de Calabacín" en el título me dio un vuelco. No tengo ni idea de por qué. Fue una de esas veces que sabes que tienes que comprarte el libro sí o sí, seguro que entendéis la sensación que digo. El título me produjo muuucha ternurita y leer la sinopsis ya me terminó de convencer.

Quizás no sea un libro que yo elegiría como lectura habitual pero tras ese flechazo, me lo llevé a casa. ¿No me digáis que llamar a un niño Calabacín o qué él mismo pida que le llamen así no es como para darle un abrazo? ¡Es que me enamoró ya solo en la primera página!

Calabacín se llama en realidad Icare y es un niño de 9 años que por ciertas circunstancias tiene que abandonar su casa para irse a vivir a Les Fontaines, una casa de acogida. Es un policía, Raymond, quien es el encargado de sacarle de su casa y de llevarle a su nuevo hogar. Calabacín se hace amigo de Raymond y Raymond siente que debe proteger a Calabacín y, por eso, sigue visitándole en esa nueva etapa.

Allí, conocerá a Simon, un niño que está enfadado con el mundo. Su mecanismo de defensa es tan grande que, desde el principio, Calabacín ve que es el "jefe2 de la casa. Eso sí, en el fondo, Simon sigue siendo un niño abandonado que necesita cariño. También conoce a Ahmed, un niño que llora por cualquier cosa. A Jujube que se consuela en la comida y en la enfermería cuando le entra angustia, a Beatrice y a Alice, y a los hermanos Chafouin. Pero cuando llega Camille a Les Fontaines...Calabacín se queda prendado de ella y su amistad crecerá y crecerá.

"Nosotros somos como flores silvestres que nadie tiene ganas de recoger. La gente está muy dispuesta a adoptar bebés, pero no a chavales como nosotros. Somos demasiado viejos para ellos."

La vida de Calabacín está narrada en primera persona. Es el propio niño quien cuenta la historia y me ha encantado cómo el autor ha sabido reflejar la inocencia de un niño cuando se trata de entender a los adultos, sus sarcasmos e ironías. Me ha encantado como te puedes imaginar literalmente cómo se ven las cosas a través de la visión de un niño de 9 años que está viviendo bajo unas circunstancias como las suyas.

Me ha gustado muchísimo también cómo te puedes imaginar cómo es la vida en el hogar de acogida, cómo son las rutinas, las excursiones del fin de semana y las horas de comer, de cenar o de acostarse. Me ha recordado a los años en los que yo trabajé como educadora en un centro de menores. Realmente, el autor ha sabido transmitir cómo todas las personas que trabajan en un hogar de acogida, acaban siendo convirtiéndose en un importante pilar en la familia de los menores. El autor ha captado perfectamente, a mi parecer y según mi experiencia, el vínculo familiar entre el educador y el menor y cómo los niños son capaces de sentir que de verdad, su educador es su figura paterna o materna.

Por supuesto, la relación entre los niños es genial: su empatía, el apoyo entre ellos, el defender a otro compañero aunque a veces no te lleves bien con él, etc.: en definitiva, el sentimiento de pertenencia a un grupo, su familia. Calabacín, con su narración, muestra una visión optimista de la historia, posiblemente por su ingenuidad, que nos hace poder disfrutar de este libro sintiendo una emoción gigantesca en cada página.

"Las arrugas no son más que una caja de preguntas no hechas que se ha llenado con el tiempo (...) yo, cuando sea viejo, tendré siempre diez años y haré toda clase de preguntas idiotas y no tendré una sola arruga."

Hoy termino el día entusiasmada y emocionada con la inocencia y espontaneidad de Calabacín y de sus amigos. Con una historia sencilla y contada a través de la voz de un niño,  Gilles Paris nos enseña el valor de la amistad, de la complicidad y de la confianza, tan necesarias siempre, pero más que nunca en un grupo de niños viviendo en un hogar de acogida.

En definitiva, no tengo ningún tipo de duda. Si podéis, leedlo. Además, este mes publican la película de dibujos inspirada en el libro, que está nominada a los Oscar. Estoy deseando verla. Os dejo el trailer:

¿Lo conocíais? ¿Lo habéis leído?



FICHA TÉCNICA
Idioma original: Francés
Editorial: Maeva
Nº de páginas: 256
ISBN: 978-84-15140-43-6
Año: 2017
Formato: 12,5 x 19
Encuadernación: Bolsillo
Precio: 9,90 €
Traducción: Alapont Calderaro, Rosa

PUNTUACIÓN:


4 comentarios:

  1. Hola!
    No lo conocía y tiene muy buena pinta.
    Me lo apunto para más adelante.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    Pinta genial! aunque no es lo que suelo leer lo tendré en cuenta para próximos regalos, pues seguro que a mi sobrinos le encantaran. Besotes

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Nunca había oído hablar del libro y al ver que te ha gustado creo que me lo leeré prontito jaja
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No lo conocía, no es mi estilo de lectura pero no pinta mal, no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar